Música

Morat hace vibrar el Metropolitano ante 55.000 personas entregadas al ‘Antes de que Amanezca Tour’

today22 de junio de 2024 9

Fondo
share close

Escuchar la noticia

Morat hace vibrar el Metropolitano ante 55.000 personas entregadas al ‘Antes de que Amanezca Tour’.

Morat lo ha logrado nuevamente. La banda colombiana, que repartía discos en su Bogotá natal, sigue escribiendo páginas en la historia de la música, esta vez haciendo bailar a más de 55.000 personas en el estadio Metropolitano de Madrid, su primera parada de esta gran Gira de Estadios.

Morat

Las entradas se agotaron poco después de que la banda las pusiera a la venta, hace ya varios meses, desde que anunciaron que este sería su único concierto de su gira Antes de que Amanezca Tour por estadios en España. Por lo tanto, el éxito, sin importar lo que ocurriera, incluida la pésima acústica del estadio, estaba garantizado de antemano.

“Nos asustamos, no quisimos hacer un Madrid-Barcelona en nuestra primera vez, porque temíamos que no se vendieran todas las entradas. Siempre hay que dejar algo para la próxima,” dijeron a EFE entre risas antes de subirse al macroescenario.

Con un lleno total (nunca mejor dicho), Depol y Susana Cala fueron los encargados de calentar motores para lo que vendría después. Esta última, con un estilo realmente similar al del cabeza de cartel, recibió el cariño unánime de los espectadores y se retiró minutos antes de las 21:00.

El concierto, que comenzó puntual a las 22:03 horas, empezó con un espectáculo de luces y visuales que acompañaba a la música. Todo estaba pensado para resaltar al cuarteto formado por la contundente batería de Martín Vargas, las guitarras de Juan Pablo Isaza y Juan Pablo Villamil, y el bajo de Simón Vargas, quien subió directamente al cuadrilátero central del escenario para saludar a su público.

El volumen de la música fue subiendo progresivamente hasta que finalmente se entendieron perfectamente los acordes y la letra de Cómo te atreves, canción que estuvo acompañada por un impresionante show de luces, pirotecnia en rojo y serpentinas, confirmando así que la banda colombiana es mucho más que un grupo pop.

La fiesta apenas había comenzado, y a este tema le siguieron los populares 506, A dónde vamos, Porfa no te vayas y Sobreviviste. Una mezcla de sus últimos cuatro discos y EPs fue la elección perfecta para mantener la euforia colectiva.

“Bienvenidos a nuestro sueño, Madrid. Hacer un Estadio es un sueño y nosotros no sabíamos cuándo llegaría, pero sí sabíamos que llegaría. Ustedes han sido parte de este sueño tanto como nosotros. Esta noche queremos haceros la propuesta de que este sueño se convierta en un recuerdo que nadie nos quite nunca. Y para ello qué mejor que, antes de que amanezca,” dijo Isaza, haciendo un juego de palabras con el título de su último álbum, “empezar por el principio”.

En ese momento, comenzaron a sonar los acordes de la canción que los dio a conocer en 2015, Mi nuevo vicio. El público, enloquecido, entonó a pleno pulmón la canción versionada por los colombianos de Paulina Rubio y que, gracias a ella, les ha hecho crecer hasta convertirse en una de las bandas de mayor éxito mundial. No hubo voz que no la cantara.

Con Mil tormentas, la colaboración que tienen con el dúo colombiano, llegó uno de los momentos más emotivos de la noche. No solo las linternas de los móviles formaron una marea blanca de luces, sino también las pulseras que los asistentes recibieron a la entrada, sincronizadas con la música, se sumaron a esta ola blanquiazul.

El ecuador del concierto estuvo lleno de sorpresas y juegos con el público. Para empezar, Martín Vargas se convirtió en el protagonista auténtico del concierto con sus baquetas en la canción Mi Suerte, haciendo un juego con el público, dividiéndolo en tres partes y formando una especie de “batería humana”. “¡Ala Madrid!”, dijo el artista para animar al público, sin darse cuenta de la jerga futbolística.

Otro de los juegos que el cuarteto hizo con el público fue dejar que la audiencia eligiera, a través de las pulseras, cuál sería la próxima canción a tocar entre No hay más que hablar, En un solo día y Acuérdate de mí, cada una representada por un color.

A pesar de la difícil acústica del Metropolitano, la energía del público no decayó en ningún momento, ni siquiera en las canciones más románticas como Enamórate de alguien más. Aquí, las parejas presentes se abrazaban y se movían rítmicamente, sacudidas por la marea, mientras los grupos de amigas se grababan y tomaban fotos.

Para el final, como una alegoría de Antes que amanezca, quedaron algunas de las canciones más queridas por los presentes. Llamada perdida, Besos en guerra y Faltas tú sonaron como ninguna otra, en una mezcla de amor, nostalgia y pasión de la cual todos fueron partícipes. La banda se despidió como comenzó, con un espectáculo pirotécnico y prometiendo no despertarse nunca de este sueño.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por VOS TV (@vostv)

Escrito por Veronica Gómez

VOTAR

Comentarios de las entradas (0)

Deja una respuesta


0%